Los mejores libros para aplicar la Lectura Dialógica

Ya os contamos la semana pasada un método de lectura temprana compartida basado en la interacción entre adultos y niños. Siguiendo el hilo de ese post hoy os traemos unas reflexiones sobre qué tipología de libros son los que mejor se adaptan a dicha metodología.

Investigaciones realizadas demuestran que el tipo de libro que leemos a nuestros niños influye en la cantidad y en la calidad de las conversaciones extratextuales que se generen (Hammett, Van Kleeck y Huberty, 2009) por tanto, es importante tener en cuenta qué tipología de libros nos ayudaran a maximizar estas conversaciones.

Hay dos grandes grupos de libros que funcionan muy bien en la lectura temprana compartida:

1. Libros Ilustrados

Los libros son los más frecuentes en el uso de la lectura temprana compartida y son un recurso muy interesante tanto por el texto que narran, como por las imágenes que lo acompañan; siendo ambos fuentes de información y discusión entre adultos e infantes.

Los álbums ilustrados nos ofrecen multitud de opciones , más allá del texto formal, para hablar, señalar a nuestros bebés; desde colores, formas, personajes etc. Pensamos que los álbums ilustrados son para niños más mayores, pero nada más alejado de la realidad, los álbums ilustrados son perfectos para introducir a nuestros bebés en la lectura temprana compartida. Otra cosa son libros para que los bebés jueguen de manera autónoma, en este supuesto otros tipo de libros son los más indicados (aquellas propuestas que sean de manera explícita más lúdicas con texturas, sonidos, solpas etc. atraeran la atención del bebé cuando juegue de manera autónoma.

Los libros ilustrados, en su mayoría, contienen una estructura narrativa: inicio, nudo, desenlace. Que nos ayuda a aprender a entender las historias; tant importante en la comprensión lectora posterior.

ilustrado2

2. Libros de no ficción o informativos

Estos son libros que tienen un propósito didáctico claro y buscan aumentar el interés hacia la investigación, cómo funciona el mundo, cómo funcionaba etc.

atlas

Son libros muy adecuados aproximadamente a partir de los cinco años en que los pequeños ya muestran una clara preferencia de intereses. Nos ayudan a profundizar y aprender sobre intereses concretos, a la vez aprendemos el método científico de descubierta; una grandísima opción para fomentar la curiosidad de los niños. Este tipo de libros preparan a los pequeños para enfrentarse en un futuro a textos más complejos como una página de periódico o un sitio web, ya que les ayuda a discriminar información y a saber buscar aquello que les interesa.

Por otro lado este tipo de libros trabajan un vocabulario más específico que el que encontramos habitualmente en los álbums ilustrados.